Nuestro Proceso

Sin importar la magnitud del problema, ya sea combatir cucarachas, desratizar o  eliminar hormigas dentro de su propiedad, nuestro enfoque para el control de plagas se centra en tres aspectos primarios: Identificación, Eliminación, Prevención

Inspección del área para identificar el problema

Su servicio comenzará con una requisa exhaustiva de puertas, ventanas, conductos de ventilación, desagües y los posibles puntos de entrada. Ya sea que nos llame y contrate para exterminar chinches de cama u otra, el técnico de control de plagas realiza una lista de verificación relevante para evaluar el nivel de infestación e informar otro problema subyacente.

Una vez que sepamos el causante de su problema, le ofreceremos la solución más eficiente y acorde  que eliminará las criaturas sin invitación a su hogar y acabar con las molestias que estas han causado.

Aplicación de tratamientos para eliminar la plaga y observación posterior.

Diferentes tipos de intrusos de plagas requieren métodos de tratamiento acorde a cada uno. No lo deje al azar, su especialista en control de plagas está preparado, con espuma expansiva, cebos, geles y varios insecticidas seguros y efectivos para tratar con cada huésped inoportuno.

Luego de la aplicación de productos, el especialista regresará a examinar el área en busca de signos de actividad de plagas. Si hay indicios de que aún no se han ido por completo, el experto continuará con un tratamiento adicional hasta lograr eliminar por completo las plagas en su propiedad.

Si por otro lado, el tratamiento ha sido un éxito en solo una aplicación pero se encuentra algún cadáver de plagas en el lugar,  el técnico recolectará y deshará de manera segura y rápida posible.

Revisión y Prevención

Una vez terminado el trabajo y su espacio se encuentra libre de molestias, se le hará llegar un informe escrito con la información de todos los controles de insectos, fumigación u otro tratamiento realizado hasta el momento, también consejos útiles para prevenir futuras infestaciones como  protección contra roedores, puede desplegar sellos de cepillo, unidos al extremo inferior de las puertas, o mallas de ventilación, mucho más efectivo que las clásicas trampas para ratas.

Luego de una fumigación, desratización o desinsectación es vital una sanitización, el técnico de plagas se asegurará de que todas las áreas previamente infestadas queden libres de gérmenes y enfermedades rociando las áreas tratadas con un agente desinfectante, los molestos bichos pueden irse pero pueden dejar atrás todas las afecciones a su salud.